Mascarada (cuento)

El despertador anuncia el comienzo del nuevo baile de máscaras. Cinco días de baile y dos de descanso, es la tradición.

El disfraz de tacones abandona su percha. Sobre la repisa del lavabo se despliegan los instrumentos para disfrazar el rostro; empieza el ritual. Repasar el guión y el personaje, buscar la entonación y la escena adecuada para decir la infinitésima parte de lo que se quisiera decir…

El bolso, las llaves… ¡comienza el baile!

1 comentario: