Hablen de mi locura

Hablen de mi locura; hablen, pues tal vez tengan razón al mirarme con desconfianza cuando describo un mundo que sólo yo puedo ver.

Hablen, critiquen y rían, pero no me arranquen de este mundo tan particular en el que no es preciso arrodillarse para lograr sobrevivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario