Adaptación

El mundo no está hecho al gusto de nadie: a todos nos alcanzan las injusticias, los desaires y las traiciones. Siempre hay alguien por encima y alguien por debajo. Algunas veces la solución no está en nuestras manos o simplemente no existe.

Cuando esto ocurre, cuando no está en nuestras manos cambiar las cosas, lo más sensato es poner todo el esfuerzo en encontrar aquel pensamiento que nos permita convivir en paz con la realidad, sin necesidad de negarla. De nada sirve pasarse toda una vida enfadado con el mundo: el mundo es tal cual es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario