Fe (cuento)

Hace exactamente un ciclo (¿cuánto dura un ciclo?) empezaron a correr unos torbellinos que hicieron girar en desorden todas las cosas. Quiso detenerlos, pero le resultaba imposible desde su pequeñez. Opuso resistencia, negándose a girar al son de los torbellinos, pero se golpeó contra todas las cosas que giraban y giraban, frenéticamente, llevándose por delante cualquier obstáculo que encontraran a su danza. Y cuanta más resistencia oponía, más fuertes eran los golpes…

Entoces recordó su fe. Dejó de oponer resistencia y se dejó llevar por los fuertes vientos, confiando en que estaría protegida, en que el tiempo agotaría las fuerzas del salvaje torbellino y pondría de nuevo las cosas en su sitio.

¿La véis? Con una sonrisa, está contemplando cómo, una por una, todas las cosas se colocan suavemente en su sitio. Se acabó la danza, se acabó el ciclo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario