Lo que no sé (cartas)

Me miras con una ceja levantada al descubrir que no sé aquello que tú sabes, sorprendido ante “tanta ignorancia”.

He de decirte que lo que no sé abarca no sólo mares, sino la práctica totalidad del Universo. Pero sé, por ejemplo, que nunca llegaré a saberlo todo y también sé que cada día aprendo algo más. Que al confesar mi ignorancia recibo una explicación y aquello que desconcía hace tan sólo un momento pasa a formar parte de mi bagaje de “saberes”.

Amigo mío, la ignorancia no es el no saberlo todo, sino pretender alcanzar el conocimiento absoluto o avergonzarse de no haberlo logrado. Por eso no pienso ocultarte mi ignorancia, aunque me enfrente a tu ceja levantada, prefiero dejar que me expliques y así aprender también de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario