Ovejas (cuentos)



El día en que las ovejas comenzaron a llevar maletín, supe que nunca más volvería a distinguirlas de mis congéneres; fue por eso que aprendí a balar.

6 comentarios:

  1. Wow, genial esta microhistoria...
    Hazme un hueco, balaremos juntas...

    :o)

    ResponderEliminar
  2. Sí, creo que es una de las pocas diferencias: el maletín.. :-)

    Un besito, ami

    ResponderEliminar
  3. En verdad que algunos portadores de maletines semejan anodinas ovejas.
    Besos A, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  4. qué bueno, aminuscula, te dije que te iba a avisar, bueno, ya hemos parido el blog, www.lapeceradelasletras.blogspot.com , espero que lo disfrutes
    muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Podríamos ahcer una adpatación del chiste con este cuento

    Que le dice un ejecutivo a otro "Veee, tú"

    Besos

    ResponderEliminar
  6. El cuento es de los tuyos y no hace falta decir más, pero el dibujo es una preciosidad que, con tu permiso, me guardo...
    Bicos.

    ResponderEliminar