El presidente (cuentos)



Llegué casi sin aliento. La secretaria, pálida como la cal, hacía guardía frente al despacho del presidente.

-¿Cómo está? -pregunté ansioso.
-Está que trina...

Entreabrí la puerta con cautela, tan sólo una rendija... El piar presidencial amenazaba tormenta.

6 comentarios:

  1. jajajajaja...que bueno! Muy original!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Increible la imagen, pocas palabras hacían falta pero distes con las justas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ...Y seguro que su trino no tenia ni la más minima gracia...

    Besos muchos

    ResponderEliminar
  4. yayayyay
    viva le president
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola Ami ;)

    Dioss me has recordado a la jefa :(

    Un beso Ami, feliz fin de semana.

    ;o)

    ResponderEliminar