Café-teatro

(en un restaurante, A. y E. ante un café)

A.(sonriendo): ...Me siento completamente realizada, sí. Y dime ¿tú porque no buscas novio?

(E. titubea; sonríe también mientras baraja las distintas posibilidades:)


Situación hipotética primera

A.(sonriendo): Y dime ¿tú porque no buscas novio?
E. (sonriendo también): Y tú ¿porqué no te compras un zepelín?
A.(al público, afectada): ¡Qué mal genio! Es una amargada.


Situación hipotética segunda

A.(sonriendo): Y dime ¿tú porque no buscas novio?
E. (sonriendo): Bueno, es que no encuentro a nadie interesante ¿qué se le va a hacer?
A.(al público, sonriendo): Pobrecita, quiere y no puede, acabará siendo una amargada.


Situación hipotética tercera

A.(sonriendo): Y dime ¿tú porque no buscas novio?
E.: Porque estoy bien sola.
A.(al público, complacida): Ya, ya, quiere pero no puede. O es una amargada que sufre androfobia.


(E. sigue sonriendo petrificada por las nefastas opciones)

E. (al público): Mierda de teatro que estamos representando la una hacia la otra. Y mierda de guión estúpido.

(El público aplaude complacido. )

9 comentarios:

  1. El teatro de la vida!! Lleno de esterotipos, de posturas y personajes estandarizados...

    No se entiende la diferencia ni la individualidad, no interesa y resulta insultante para los que siguen un mapa prefijado... Se responde con violencia y falta de respeto

    Besitos, ami

    ResponderEliminar
  2. Te aseguro que aplaudo totalmente complacida,salgo entusiamanda con esta representación...
    Qué bien retratas la burda hipocresía...
    Un diez para tí. :-)
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Puro teatro, la vida que a veces llega a superar a la ficción.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Genial esta situación xddd me ha gustado mucho el post.

    besillos !! Tharsis

    ResponderEliminar
  5. jajaja

    Pues, para ser "una mierda" a mi me ha gustado.

    Saludos, desde Andalucía.

    ResponderEliminar
  6. Buen post y muy real, ciertamente, digas lo que digas al repescto cuando te hacen esa pregunta, la otra persona interpreta lo que le da la gana :-)

    ResponderEliminar
  7. A veces la vida es una obra de teatro mal declamada.

    Mientras uno habla los demás no escuchan porque no les interesa y porque ya se han construido sus propias respuestas.

    ResponderEliminar