Simplificando

Soy muy respetuosa con los derechos de autor ajenos (y propios) así que hace poco más de tres años, ante la necesidad de poner imágenes a mis cuentos, decidí que lo mejor que podía hacer por este mi querido blog era aprender a dibujar. El primer año resultó dificilísimo, el segundo algo menos, pero siempre con horas y horas dedicadas a aprender a dibujar, aprender a ver, a manejar los distintos instrumentos, comprando unos y otros para probar cuál se adaptaría mejor a mi (y, como sabéis, el mejor instrumento para mi resultó ser un simple boli). Incluso me ha empeorado la vista y he tenido que hacerme con unas gafas para remediar este mal y seguir dibujando. Todo esto y mucho más he sido capaz de hacer por obtener unas ilustraciones para este blog. Os aseguro que le he echado más horas de las que imagináis y más empeño del que yo imaginaba llegar a poner en ninguna cosa en el mundo.

El resultado: ahora ya sé dibujar de forma aceptable. Pocas imágenes se me resisten si las tengo que afrontar con lápiz de grafito o con bolígrafo, incluso imágenes realistas (aunque es un estilo que practico muy poco). Ahora disfruto muchísimo del proceso de dibujar, hay veces que me pongo a hacer rayas por la simple gimnasia de hacerlas, sin esperar ningún resultado. Cuanto más lineas necesita un dibujo, más me relaja y más disfruto, algo impensable tiempo atrás: gracias al dibujo he cultivado también la paciencia, por lo que se ve. También gracias al dibujo ahora me sé capaz de aprender cualquier cosa si le pongo suficiente empeño.

Pero, con todo ¡¡no me ha servido para obtener ilustraciones para el blog!! Mi cerebro escritor no se pone de acuerdo con mi cerebro dibujante, para mi son medios de expresión que nada tienen que ver, que nacen desde lugares diferentes y, aunque me he enriquecido en lo que a creatividadad se refiere, me es imposible unificar ambas cosas. Tengo dibujos que dicen mucho a los que soy incapaz de poner palabras y tengo cuentos por publicar a los que no puedo ponerles ninguna imagen. De hecho ni actualizo los blogs tanto como quisiera porque no tengo el conjunto de imagen+texto completo, o tengo una cosa, o tengo la otra. Incluso lo que tengo publicado hasta ahora, es algo forzado (la imagen del último cuento la he borrado, por horrible), y nunca andan al mismo nivel.

Todo esto viene porque he tomado la decisión de dejar que las cosas sean como quieren ser, sin más sufrimientos. Si tengo imagen, pulicaré la imagen, si un cuento, pues el cuento a secas, que ya somos todos muy mayores para necesitar preciso dibujitos en cada cuento ¿verdad?

Me he esforzado en encontrar una plantilla bonita que resulte agradable aun sin imagen y que no desentone con éstas cuando las haya, aunque sigo buscando la plantilla ideal, puede que veáis más cambios por aquí (en aMINUSCULA no, ese blog es intocable) y espero que así la cosa funcione mejor. Por mi parte estoy deseando recuperar la libertad de escribir a secas, sin más pretensiones. Siento la necesidad de simplificarlo todo.

9 comentarios:

  1. ¿sabes? intuyo que, ahora que permites que tu imaginación vuele sin caminos marcados, se te mostrará en imagen y en texto sin tú pretenderlo.
    Y si decidiera ofrecerse a ti por separado, será igualmente con esa "marca personal" tuya, sólo tuya, que te hace así de singular.
    Y así de grata para los que te leemos.
    Besazo!

    ResponderEliminar
  2. Ten la seguridad de que disfrutaremos igual si publicas cuento o dibujo, porque siempre es un gusto encontrar algo nuevo en tu blog, eso si, la plantilla en blanco me ha dejado un poco ciega y me imagino que estas haciendo cambios mientras escribo este comentario porque ahora es verde jajaj

    ResponderEliminar
  3. Almena, sería el colmo que me pasara eso! Me cogería un buen berrinche!!

    Lilyth, no estaba haciendo cambios, se ve que funcionaba mal, cambio de nuevo de plantilla a ver.

    Gracias a las dos por estar todavía por aquí, pese al abandono.

    ResponderEliminar
  4. yo nunca he conseguido dibujar bien por mucho que lo haya intentado, es una pequeña espina que tengo clavada, así que, además de decirte que me encantan tus dibujitos, te diré que te admiro por poder haber conseguido aprender a dibujar así. un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ripley, muchas gracias, pero el único mérito que tengo en ello es la constancia, por lo demás es fácil aprender a dibujar (algunos no necesitan ni la constancia). Si yo he aprendido, lo puede hacer cualquiera que lo desee.
    Si quieres quitarte la espinita, prueba con el libro "Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro" de Betty Edwards (está en librerías, bibliotecas públicas y hasta en internet), si sigues los ejercicios paso a paso vas a sorprenderte, garantizado. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. A mí, tus dibujos me parecen geniales, los pongas donde los pongas; pero ponlos:)
    Que conste que también tus cuentos.
    La plantilla es idónea para lo que dices en el post. Ahora, a publicar toca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Trini, así lo haré.

    ResponderEliminar
  8. Qué alegría, ami:

    Sabes que soy una gra admiradora tuya... Me encanta que publiques, y si son textos sin ilustración o dibujos sin texto, me gustan igualmente.

    ¿Sabes? Tus dibujos, que por cierto son tan geniales que cuanto más los miro más me hablan, (Ay, ese mandaaaalaaa...) dicen cosas que a veces no abarcarían las palabras; el arte, en cualquiera de sus vertientes, es así, amiga.

    Simplemente es, sin más... Eso sí, puede que de la ilustación emerja un cuento o un relato por sí mismo, a través de ese contacto que hace que nazcan unos y otros

    Bueno, que me enrollo mucho, pero es que me he quedado embobada contemplándolos.

    Ahora bien, yo sabía que algún día dominarías esta disciplina, porque sí, se puede aprender a dibujar, pero el don se trae de fábrica.

    Muchos besos, amiga

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Luz, tú siempre me has animado a seguir, tienes parte de "culpa" en mi constancia.

    Un besazo

    ResponderEliminar