El guapo

Hoy, nada más abrir los ojos, lo supe: tengo el guapo subido.
Maldita la gracia. En todo lo que llevo de vida, jamás he tenido un buen día con el guapo subido a cuestas. No es que pese mucho el muchacho, pero me resulta incómodo cargar con él. Además, todo el mundo tiene que mencionarlo: "Hoy tienes el guapo subido" -dicen. Todos y cada uno. ¿Es que creen que una no se da cuenta de esas cosas? Y también las miradas, las sonrisas, alguna mano accidental en mi trasero...

El guapo, en cambio, disfruta siempre de lo lindo y, aunque yo no pueda verlo, sé que aprovecha cada momento para hacer carantoñas o tontear con quien se nos cruce en el camino.

Esta noche, con el guapo todavía sobre la chepa, escucharemos los mensajes que sus ligues han dejado para mí en el contestador. Hombres y mujeres, seguro, de todo habrá. El guapo no se para a hacer distinciones a la hora de tontear.

16 comentarios:

  1. jajajaaa ¡Pues vaya equipo apañao! Estoy segura de que el guapo sabe muy bien donde se mete... o donde se sube, así que a recibir proposiciones...¡Los dos claaaaaro...

    Muchos besitos, ¡guapa!

    ResponderEliminar
  2. El guapo es un plasta, Luz. Seguro que alguna vez lo has tenido también subido a la chepa, así que sabes de qué te hablo, jajaja.

    Un bessso

    ResponderEliminar
  3. Aayyy, y pensar que a ciertas edades, y a pesar de los problemas de cervicales que puede generar, una desearía tener siempre el guapo subido...! Lo peor es que en vez de subirse, se va con frecuencia por las ramas.

    ResponderEliminar
  4. Bueno compañera, más vale tener el guapo subido que por los suelos...sácale partido todo lo que puedas!!

    ResponderEliminar
  5. Glora... :)


    Mercedes, también pasa que, a medida que va cumpliendo años él también, el guapo se va haciendo perezoso y, aunque lo lleves a cuestas, casi ni tontea con nadie, por lo que carga una con él para nada.

    Rosana, la única pega es que hoy no lo encuentro al guapo ese para sacarle partido.

    ResponderEliminar
  6. Desde pequeña he oído esa frase "el guapo subido". Mi madre lo suele decir todavía y, cómo no, yo se lo digo a veces a mi hija:)

    Mejor con el guapo subido que con el feo a media altura:)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Sí, sí, Trini, el feo pesa mucho más. Si el guapo tiene que subir para librarnos de eso, pues que suba.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Anda que si me lo pides con dulzura, me bajo.

    Beso desde la altura.

    ResponderEliminar
  9. Pues te lo pido con dulzura, bájate, anda guapo.

    Jajaja, Carlos aquí has estado "sembrao".

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Buenísimo, me has quitado la mala leche del día con tu genialidad. Pese a los inconvenientes, creo que igual viene bien cargar alguna vez con semejante peso.

    ResponderEliminar
  11. Chula, como me alegro, me encanta pulverizar las malas leches.
    Pues, nada, nada, a cargar con el guapo. Súbetelo hoy mismo a la chepa.

    ResponderEliminar
  12. Chica, no sé cuán guapo será, supongo que bastante para aguantarlo encima, aunque te quejas, sigues llevándolo si a él le da por subirse... pero de lo que no hay duda es de que también es un fresco, fresquísimo, vaya.
    Besote

    ResponderEliminar
  13. Claro, Índigo, ahí está el problema, si sólo fuera guapo... Pero es un fresco de cuidado que no hace más que meterme en líos. Imagina lo difícil que es luego librarse de todos los moscones.

    Beso

    ResponderEliminar
  14. Prefiero tener El Guapo subido, que la Moral por los Suelos...forever and ever!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Y por suerte, Orleans, una cosa excluye a la otra. Lo malo es que el guapo se sube cuando le da la gana.

    ResponderEliminar