Dibujandito



Ay... hermosos puentes y festivos, dan para tantas cosas... Hoy he pasado toda la tarde dibujando, tras meses y meses sin un triste dibujo en mi haber.
Qué disfrute, ni me acordaba de lo placentero que es dibujar por dibujar. Relax mental absoluto. Silencio y relax.

(la calidad de la foto es malísima, por cierto)

12 comentarios:

  1. ¡qué bien que vuelvas a dibujar!
    de verdad que no debes dejarlo, Anca.
    Tus dibus son muy, muy buenos.
    Mira éste. Mira qué feliz está la ventana con su maceta y sus dos gatitos "pelando la pava"
    :)

    ResponderEliminar
  2. No sé qué pasa cuando intento validar el comentario. Se ha perdido por el éter, GRRRrrr...

    Pretendía expresar que me he quedado impresionada con el dibujo, de verdad, que no podía dejar de mirarlo... Luego dices que las fotos de mis post te distraen... Es impresionante, de verdad. ¡La preciosa ventana decorada en la que se ven perfectamente los cristales, la maceta igual de bonita, con esa muestra de vida apareciendo en las ramitas secas y luego los gatinchos haciéndose arrumacos...

    Este es un claro ejemplo de que una imagen vale más que mil palabras. He adivinado una historia preciosa mientras contemplaba el dibujo... Y recordando tus principios he sido consciente de lo mucho que has trabajado y el resultado de ello es genial, y no exagero, que ya sé lo que me vas a decir...

    Muchos bestias impresionados

    P.D. Como se me vaya el comentario doy un doble salto mortal con tirabuzón...

    ResponderEliminar
  3. Ay, mis dos amigas incondicionales, qué lindas que sois... Si es que aunque hiciera dos rayajos mal hechos, vosotras cumpliríais con vuestra incondicionalidad.

    Un beso grande para cada una.

    ResponderEliminar
  4. ehhhh nononononono
    nada de incondicionalidad, que sólo es la puritita verdad

    Eso sí, un beso grande para cada una, muy bien

    ;)

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Almena, nada de incondicionalidad... "Al Cesar lo que es del Cesar"

    Besitos a las dos

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, hasta en eso os ponéis de acuerdo. Muacs y muacs, para ambas, otra vez.

    ResponderEliminar
  7. A ver, intentaré ser objetiva: desde luego, si lo que querías plasmar era un zork, no ha quedado muy logrado; sin embargo, si pretendías hacer un dibujo sumamente original, con un estilo muy peculiar y muy atractivo a la vista, lo has conseguido! Y no sólo te ha relajado a ti al hacerlo, sino a mí al verlo!

    ResponderEliminar
  8. Mercedes, no sabes cuánto agradezco tus palabras sinceras y objetivas. Efectivamente, era un zork lo que yo pretendía hacer, pero como el resultado se parecía a unos gatos, le cambié el titulo en el momento antes de publicarlo aquí. ¿Ves la cola del gato? Pues en realidad intentaba que fuera esa cosa que tiene el zork en el extremo superior derecho. Aparte de este detalle, no he logrado sacarle ningún otro parecido y mira que me he esforzado.
    Espero que con esta confesión no me haya cargado el efecto relajante que ha tenido sobre ti el dibujo ;)

    ResponderEliminar
  9. De verdad, ¿cómo seremos tan torpes, a veces? Lo digo por lo de pasarse tiempo y tiempo sin hacer las cosas que nos gustan, que son relajan, que nos hacen disfrutar, atrapadas en la vorágine diaria.
    Voy a incluir, en mi lista de tareas diarias, un tempo exclusivo para el disfrute, a ver si así me acuerdo de lo bien que me sienta.

    ResponderEliminar
  10. Sí, Mármara, yo a veces hasta huyo de lo que me hace disfrutar... Del dibujo huyo muchísimo, no sé por qué.
    A ver, a ver si funciona lo de incluir esto en las tareas diarias.

    ResponderEliminar
  11. Ui, qué envidia, tendré que tomar de nuevo los lápices, muy bonitos tus dibujos!

    ResponderEliminar
  12. Rosana, si coges los lápices te envidiaré yo a ti :)
    Bueno, está bien, los volveré a coger yo también, aunque ayer sólo llegué a abrir la libreta y dejarla abierta sobre el respaldo del sofá... aish... qué desastre...

    ResponderEliminar